Septiembre supone para muchos el final de las vacaciones. Es la hora volver al trabajo, a los estudios y a las obligaciones. Esta vuelta a lo cotidiano no es algo fácil porque nuestro cuerpo y nuestra mente deben volver a acostumbrarse a los cambios y la rutina diaria. Para adaptarnos de la mejor manera posible, hoy te proponemos algunos consejos.

Incorporarte de forma gradual a la rutina

La mayoría de los cambios bruscos genera estrés, por lo que es importante contar con un periodo de adaptación. Lo habitual es una semana, por eso es conveniente dejarse unos días a la vuelta de vacaciones para ir volviendo poco a poco a las tareas, a los horarios y a los hábitos cotidianos.

Una buena idea podría ser adaptar poco a poco el horario de levantarnos, de modo que nuestro cuerpo se acostumbre de forma gradual para que cuando nos suene el despertador el primer día de trabajo o de vuelta a los estudios no se nos caiga el mundo encima. De ahí pasar a levantarse con tiempo para desayunar tranquilamente.

Si tienes hijos intenta (sabemos que no es tarea fácil) comenzar unos días antes del cole con los horarios que quieras establecerles.

rutina

No pienses solo en trabajar

Integrar actividades de ocio para desconectar es fundamental para evitar el estrés emocional. La vuelta del verano es buena ocasión para comenzar nuevos proyectos y actividades que nos apetezcan fuera del trabajo. Cursos, deportes, actividades al aire libre…. Si ya hacías deporte antes de las vacaciones, retómalo poco a poco. Y si no, es un buen momento para plantearte empezar con alguno.

Reserva momentos para relajarte

Buscar momentos de relax en la vida diaria es fundamental para nuestra salud mental, sobre todo en esta vuelta a la rutina. Yoga, meditación, mindfulness o diversos ejercicios. Es fundamental, además, volver a los hábitos saludables.

Importante dedicarte tiempo a ti. Al menos 30 minutos al día para leer, meditar, hacer deporte, tomar un café con algún amigo o dar un paseo.

Dormir de 7 a 8 HORAS

Durante las vacaciones los horarios de sueño suelen cambiar respecto a lo habitual, por lo que un descanso adecuado es muy importante para que nuestro organismo se recupere física y emocionalmente.

Si no dormimos lo suficiente estaremos más cansados y de peor humor. Esto afectará a nuestro trabajo y a nuestra vida social, porque nos generará aún más agotamiento y estrés.

Cuida tu alimentación

La alimentación es la base de nuestra salud. Tras los excesos del verano, típicos de cuando comemos fuera, nos podemos encontrar con desajustes en nuestro organismo y unos kilos de más. Una dieta saludable, baja en grasas saturadas y rica en fruta y verdura fresca, pescado y fibra te ayudará a sentirte mejor y recuperemos tu peso.

Septiembre es un mes lleno de oportunidades y si planteamos la vuelta de las vacaciones de forma adecuada, podemos conseguir una vuelta a la mejor normalidad.

En Ecofarm encontrarás una gran variedad de productos para mejorar tu alimentación, ayudarte a relajarte y liberar tensiones, mejorar las defensas y mucho más. Entra en nuestra tienda, online o física en las rozas, y te ayudaremos a encontrar lo mejor para adaptarte de nuevo a la rutina de septiembre.