La receta de hoy es una adaptación de una receta de Kimiko Barber, de su libro La cuisine japonaise de Kimiko ed: Solar Editions. Es un libro de recetas japonesas modernas, muy sencillas, ligeras y buenísimas. Si os interesa, la autora tiene varios libros editados en español.

La combinación de fideos soba y berenjena es muy interesante y la salsa de soja y cebollas le va estupendamente.

Además es un plato súper rápido de preparar si nos organizamos un poco. Si preparáis con antelación la salsa y las berenjenas para tenerlas  listas en la nevera, a la hora de comer sólo hay que cocer los soba y armar el plato.

La salsa tiene un par de ingredientes un poco exóticos que a lo mejor no os suenan:

Kombu: Un alga que se usa para dar sabor a caldos y a guisos de cereales y legumbres. Contiene ácido glutámico, (una de las sustancias que confieren sabor umami). Si os interesan las algas podéis echar un vistazo a este post que hicimos sobre el tema. Se encuentra fácilmente en herbolarios y tiendas de alimentación asiática.

El mirin: es un vino dulce de arroz que se usa en Japón para cocinar, no se bebe. Se encuentra con facilidad en tiendas de alimentación japonesas o chinas. Si no encontráis se puede sustituir por sake con un poco de azúcar, jerez dulce o agua con una cucharadita de azúcar.

Con las cantidades de ingredientes que pongo para preparar la salsa os sobrará bastante, pero se conserva muy bien en la nevera y va muy bien para aliñar ensaladas o de fondo (muy diluida) para sopas.

Los soba son unos fideos planos japoneses de trigo sarraceno que se sirven en sopa o fríos con una salsa para mojar.

El trigo sarraceno es rico en proteínas, fibra y minerales como el magnesio. A pesar de su nombre no está relacionado con el trigo, ni es realmente un cereal, sino la semilla de una planta de la familia del ruibarbo.

Tiene un sabor intenso para tratarse de un grano, así que a algunas personas puede resultarles un poco extraño, pero una vez que te acostumbra es delicioso. Y no contiene gluten. Si queréis saber más sobre este pseudocereal podéis leer el post que le dedicamos en mayo pinchando aquí.

*Si sois celiac@s tenéis que tener cuidado con un par de cosas:

No todos los fideos soba son aptos para celiacos. Los soba con un 20% de trigo son tan comunes como los que tienen 100% trigo sarraceno. Así que si no coméis gluten comprobad que los soba que compráis son aptos. Los King soba por ejemplo están certificados sin gluten.

La salsa de soja también contiene gluten, pero el tamari no, usad tamari certificado sin gluten.


Raciones: 4

Tiempo de preparación: 1 hora.

 

Ingredientes:

  • 350 g de fideos soba.
  • Dos berenjenas grandes.
  • Media cebolla.

       Para la salsa:

  • 200 ml de salsa de soja o tamari.
  • 200 ml de mirin.
  • La otra media cebolla.
  • Un diente de ajo.
  • Un trozo de kombu de unos 5×5 cm (o dos palitos).

 

Preparación:

Poner las berenjenas en una bandeja de horno, tal cual sin aceite ni nada.

Meter en el horno encendido a 180ºC y asar durante 40 o 50 minutos, hasta que la piel esté oscura y arrugada y las berenjenas estén blanditas al tacto.

Dejar enfriar un poco hasta que se puedan tocar sin problemas.

Cortar los tallos y pelar, la piel sale con bastante facilidad, como la de los pimientos asados.

Estrujar un poco la carne de las berenjenas para que suelten agua. También se pueden dejar escurrir tranquilamente una o dos horas si no vais a usarlas enseguida.

Mientras se cuecen las berenjenas preparamos la salsa:

En robot de cocina de los que cuecen (en mi caso Thermomix):

  • Poner en el vaso el ajo, media cebolla, la salsa de soja (o tamari) y el mirin.
  • Triturar a velocidas máxima unos segundos.
  • Añadir el kombu.
  • Programar 12 minutos 100ºC velocidad 1.
  • Dejar enfriar y retirar el kombu.
  • Una vez fría, la salsa se puede filtrar para retirar la pulpa de cebolla y ajo. Pero a mí me gusta dejar la pulpa.

Si no tenéis robot:

  • Rallar o triturar con una batidora el ajo y media cebolla.
  • Poner en una cacerola junto con el mirin, la salsa de soja y el kombu.
  • Calentar a fuego medio hasta que hierva.
  • Una vez alcanzada la ebullición bajar el fuego u dejar cocer suavemente durante 8 a 10 minutos.
  • Dejar enfriar y filtrar.

Por último cocemos los fideos soba:

Poner agua, abundante, en una cacerola grande a hervir.

No pongáis sal, los soba se cuecen solo en agua.

Introducir los fideos cuando el agua hierva, remover para que no se peguen.

Bajar el fuego cuando el agua vuelva a hervir y cocinar durante el tiempo que indique en el paquete (en mi caso 6 minutos), removiendo de vez en cuando. Los soba se pegan entre ellos con bastante facilidad, así que es muy importante removerlos un poco para despegarlos, si no acabaremos con pegotitos mal cocidos en nuestra pasta.

Cuando la pasta esté lista, escurrir y refrescar los fideos bajo el grifo de agua fría removiendo para que queden sueltos.

Meterlos en un bol con agua con hielo.

Y ya podemos armar el plato:

Picar la media cebolla que queda en cuadraditos muy pequeños.

Picar la berenjena y mezclar con la cebolla.

Añadir tres o cuatro cucharadas de salsa y mezclar bien.

Servir los fideos soba en platos hondos o cuencos.

Repartir la berenjena preparada por encima.

 

 

 

Para servir:

Servir con más salsa de soja y cebolla para que cada uno se añada un poco más al gusto.

También podéis servir cuenquitos con nori cortado en láminas finitas y/o sésamo para espolvorear por encima.