Este delicioso bizcocho con el que ponemos punto y final a la Navidad es mucho más que una tradición. A muchos nos recuerda a nuestra infancia, a la ilusión y la magia de la noche de Reyes. Su característico aroma –el agua de azahar- y su esponjosidad son la clave del éxito, por eso en Ecofarm puedes encargar un roscón de Reyes sin gluten de la máxima calidad, para que todos disfrutemos del mejor sabor navideño.

El roscón es una receta antigua en el Mediterráneo, aunque su origen tiene poco que ver con la Navidad. Su primer antecedente lo encontramos en las fiestas saturnales de la Antigua Roma, en las que se elaboraba un postre redondo a base de higos, dátiles y miel que compartían amos y esclavos, y en el que se introducía un haba que, según la tradición, convertía en rey por un día a quien la encontrara. Siglos más tarde, el rey francés Luis XV quedó prendado del sabor de este dulce y lo extendió entre la aristocracia francesa, introduciendo una moneda en su interior como sorpresa. Y así fue como llegó a España, de la mano de Felipe V, que trajo de su país la costumbre de celebrar la Epifanía con este delicioso manjar.

El roscón de Reyes triunfó tanto en nuestro país que pasó a ser una costumbre también del pueblo llano, y su decoración comenzó a incluir las frutas escarchadas y almendras laminadas que conocemos hoy en día. Hoy es una indiscutible obra maestra de la repostería, que cuenta con distintas versiones: el roscón de Reyes tradicional –esponjoso bollo sin relleno- y el de nata. En Ecofarm disponemos de roscón de reyes sin gluten, para que todos en casa podáis disfrutar de un roscón de máxima calidad, sano y sostenible, en línea con los valores de nuestro herbolario.

Para hacerte con tu roscón de reyes al mejor precio, solo tienes que reservarlo con antelación en Ecofarm. Elige tu roscón congelado tradicional o de nata, recógelo, deja descongelar en el frigorífico y ¡listo para disfrutar en familia con un buen chocolate!