La receta de hoy es muy fácil, sabrosa, ligera, colorida, fresquita… ¿Qué más se puede pedir?

Estos rollitos de lechuga con pollo son una delicia, muy sencillos pero muy aromáticos gracias a la combinación de hierbas y hortalizas. Y si además añadimos un poco de salsa de chile dulce o de salsa dulce de pescado son completamente adictivos.

Al final esto es lo mismo que comer una pechuga de pollo a la plancha con ensalada pero infinitamente más sabroso y divertido.

Como el pollo está cortado en dados el tiempo de marinado es muy corto, con prepararlo al principio y dejar que se marine mientras preparamos el resto del plato es suficiente.

Se puede cambiar el pollo por gambas, tofu, o incluso setas para variar o si preferís otras fuentes de proteína. Si lo hacéis con setas no hace falta marinarlas, primero las tostáis un poco en una sartén en seco y luego añadís la marinada y cocináis hasta que estén listas.


Raciones: 6

Tiempo de preparación: 15 minutos.

 

Ingredientes:

  • 600 g de pechuga de pollo.
  • Dos o tres zanahorias.
  • Una cebolleta.
  • Un nabo o un par de rábanos.
  • 12 a 18 Hojas de lechuga (romana en mi caso).
  • Un manojo pequeño de cilantro (o perejil).
  • Un manojo pequeño de menta.
  • Tres dientes de ajo.
  • Un trozo de aproximadamente 1cm de jengibre fresco.
  • Sal y pimienta.
  • Tres cucharadas de salsa de soja a la cebolla (la de la receta de los fideos soba con berenjena) o dos cucharadas de salsa de soja y una de mirin.
  • Un chorrito de aceite para cocinar el pollo.

Opcional:

  • Un puñado de cacahuetes.
  • Salsa de chile dulce.
  • Salsa dulce de pescado. La receta es por aquí.

 

Preparación:

Cortar la pechuga de pollo en dados.

Poner en un cuenco.

Añadir el ajo picado, el jengibre pelado y picado, la parte verde de la cebolleta picada, una pizca de sal, un poco de pimienta negra molida y la salsa de soja a la cebolla (o la salsa de soja y el mirin).

Remover para que el pollo se impregne bien por todas partes y dejar marinar en la nevera.

Preparar las hortalizas y las hierbas y colocar en una fuente:

Pelar la zanahoria y cortar en bastones finitos.

Hacer lo mismo con el nabo.

Cortar la cebolleta en plumas.

Lavar y secar las hierbas, no hace falta picarlas ni separar los tallos.

Separar las hojas de lechuga, lavar y secar.

Calentar una sartén o wok a fuego medio.

Verter un chorrito de aceite.

Saltear el pollo hasta que empiece a dorarse.

Bajar en fuego y cocinar unos minutos removiendo bien hasta que esté cocinado.

 

Para servir:

Se pueden añadir cuencos con cacahuetes picados, salsa de chile dulce, salsa dulce de pescado, chiles frescos cortados o simplemente un limón cortado en cuartos para añadir unas gotitas por encima.

Cada comensal pone en su hoja de lechuga un poco de pollo, añade las hortalizas y las hierbas que más le gusten, unas gotitas de salsa por encima. Se enrolla o se coge cual barquita y… ¡a comer!

                       

El de la foto de la izquierda tiene pollo y salsa dulce de pescado. En la foto de la derecha, rollito con setas, salsa de chile dulce y cacahuetes.