Hace ya varios años que existen en el mercado los quesos veganos, como respuesta a aquellos consumidores que demandaban una alternativa a los quesos de origen animal o bien necesitaban sustituir a la lactosa. Su popularización ha hecho que aparezca un amplio abanico de opciones, con gran riqueza de matices en su sabor, dejando de ser sucedáneos del queso tradicional y consiguiendo llegar a ser un manjar atractivo para todos los públicos. Las expertas de Ecofarm, Herbolario en Las Rozas, te recomendamos los quesos de anacardos, ¡buenísimos y sanos!

Hay que recordar que no todos los productos veganos son siempre saludables, como en cualquier otro alimento debemos observar detenidamente sus valores nutricionales para evitar consumir productos de escaso valor nutricional. Precisamente los primeros quesos veganos se elaboraban principalmente con grasa hidrogenada y almidón, o con una base de aceite de coco, que no aportaban nada saludable al organismo.

quesos de anacardos

Sin embargo, ahora en Ecofarm te ofrecemos quesos veganos realizados a partir de frutos secos: un alimento saludable, de gran valor nutricional y realizado con la máxima garantía, evitando el contacto con cualquier otro alérgeno. Los ingredientes son anacardos crudos, agua, sal de Himalaya y fermentos; y su elaboración y maduración son procesos 100% artesanales, elaborados por Vegetaleso, fabricante artesanal de quesos veganos.

Disponemos de cuatro versiones:

  • Original: ¡el más auténtico! Estamos seguras de que su sabor suave, pero repleto de matices te sorprenderá.
  • Ahumado: más intensidad en su aroma y sabor, conseguido gracias al proceso artesano de ahumado natural con diferentes leñas.
  • Trufa: un queso con un toque especial gracias al rico sabor de la trufa, que le otorga un olor y un gusto inconfundibles.
  • Ajo aceite: el sabor más mediterráneo se concentra en este queso gracias a sus dos ingredientes estrella, el ajo y el aceite de oliva virgen extra.

Consejos para disfrutarlo en las mejores condiciones

quesos de anacardos

Los quesos de anacardos deben mantenerse refrigerados y alejados de la humedad, y su caducidad es de doce meses desde su fecha de elaboración. Una vez abierto, es recomendable consumir en un mes, y se conserva en perfectas condiciones en el frigorífico, sin cubrir y situado en un plato con un papel absorbente debajo para evitar el exceso de humedad.

¡Empieza el año con un sabor diferente en tu mesa!