Si algo tiene nuestros hijos es ganas de expresar su creatividad. Y su manera favorita de hacerlo es a través de los colores. Pintando, jugando o llevándolos encima. Les gusta experimentar con diferentes colores en su ropa o en complementos como mochilas. Y últimamente muchos niños quieren ser más creativos y teñir su pelo con colores de fantasía. ¿Pero es bueno para ellos y su pelo? ¿Cuál es la mejor manera de hacerlo?

Cuando pensamos en dar color al pelo solemos pensar en tintes permanentes. Estos tintes necesitan de una previa decoloración del pelo. Un tratamiento muy agresivo que destruye la melanina (el color natural, por así decirlo), hasta volverlo muy rubio o casi blanco. Obviamente se produce una sensibilización del cabello y consecuentemente requiere más cuidados. Por eso, los expertos en peluquería aconsejan que estos tintes se apliquen a partir de los 16 años, ya que el pelo de los niños es especialmente sensible. ¿Entonces no hay ninguna opción saludable para darle color al pelo de nuestros hijos?

Sí que la hay. Tus hijos pueden disfrutar de un pelo de colores sin necesidad de someterse a estos tratamientos. Hay una alternativa, una manera de d

ar color al pelo de tus peques sin desteñirlo y sin que sea permanente: las máscaras de colores para cabello.

Estas máscaras funcionan como las típicas mascarillas para cabello que ayudan a hidratar, pero en este caso sirven para dar vivos colores al pelo. Sin embargo, no todas son recomendables, pues al final, al igual que los tintes permanentes, depende de su composición. Algunos productos llevan químicos que hacen que no transpire bien el pelo, así que de una u otra manera terminan afectando al pelo de los niños.

Por eso, en Ecofarm te ofrecemos las máscaras infantiles para colorear cabello de Namaki, empresa especializada en maquillaje natural Bio para niños. Estas máscaras pertenecen a la cosmética natural certificada. Están elaboradas sin ningún derivado de origen petroquímico, sin colorantes ni perfumes sintéticos. Y por supuesto, no han sido testadas en animales

En vez de contar con esos químicos dañinos, las máscaras de Namaki cuentan con Aloe Vera Bio y Glicerina Bio, y están hechas a partir de pigmentos minerales. Su fórmula es respetuosa con los niños y el medio ambiente.

Estas máscaras capilares están disponibles en 6 tonos diferentes. Rojo, naranja, azul, verde, rosa y lila. Además, vienen con un cepillo para aplicarlas con facilidad. Son aptas para todo tipo de cabello y todas las tonalidades.

Para usarlos hay que aplicar sobre el mechón de cabello seco con la ayuda del cepillo. Luego dejarlo secar al aire, o con un secador para ir más rápido. Y cuando tus niños hayan disfrutado con su pelo de colores, quitarlo es facilísimo. Se elimina simplemente con agua y champú.

¡Deja que tus hijos suelten su colorida creatividad!