Con el calor que hace en verano mi consumo de refrescos se dispara un poco. También bebo mucha agua e infusiones frías, pero aun así he decidido limitar un poco los refrescos. Al menos los industriales porque me he liado a hacer limonadas de sabores para llevarlo mejor. Mucho más sano y buenísimo, aunque siguen siendo bebidas azucaradas, así que hay que beberlas con moderación.

La limonada es una bebida muy refrescante, deliciosa y muy fácil de hacer. Sólo hacen falta limones, azúcar y agua.

Pero además admite variaciones casi infinitas, esta vez la he hecho de jengibre, moras y menta. Son sabores que me gustan mucho y que combinan muy bien.

Pero como la limonada se mezcla en frío el azúcar no se disuelve nada bien. La mejor forma de mezclar el azúcar con líquidos fríos es haciendo un sirope simple, mezclando agua y azúcar a partes iguales y calentando. Si vais a hacer limonadas o refrescos a menudo podéis hacer una cantidad mayor de sirope y guardar lo que os sobre en la nevera, se conserva mucho tiempo sin problemas. En general se ponen zumo de limón y azúcar a partes iguales (es decir una medida de zumo por cada dos de sirope) pero a mí me parece una burrada, también es cierto que me gustan los sabores ácidos, prefiero una proporción de uno de zumo a un cuarto de azúcar más o menos.

Se pueden infusionar hierbas o especias en el sirope para darle un toque distinto a nuestra limonada. Yo en este caso he utilizado jengibre que va muy bien con el limón, pero también podéis probar con lavanda, canela, albahaca o tomillo por ejemplo.

Además he añadido menta y unas pocas moras de mi jardín (como todavía tengo pocas moras maduras las he puesto sobre todo para dar color, aunque aromatizan ligeramente). Al igual que con las especias se puede utilizar cualquier fruta que os guste: fresas, frambuesas, melocotones… también queda buenísimo con sandía. Si utilizáis frutas muy dulces tened cuidado con el azúcar, la bebida puede quedar muy empalagosa.

Por último hay que diluir la mezcla con agua fría, la proporción que os doy es para una bebida con bastante sabor, pero podéis incluso doblar la cantidad de agua y seguirá estando bueno.


Raciones: de un litro y medio a dos litros.

Tiempo de preparación: 10 minutos.

 

Ingredientes:

  • Ocho limones.
  • Medio vaso de panela.
  • Dos cucharaditas de jengibre seco.
  • Unos tallos de menta.
  • Un puñadito de moras.
  • Cinco o seis vasos de agua muy fría.
  • Hielos.

 

Preparación:

Mezclar medio vaso de panela y medio vaso de agua en un cazo.

Calentar a fuego medio hasta que hierva.

Mientras se calienta, exprimir los limones y poner el zumo en una jarra grande.

Bajar el fuego y cocer el sirope un par de minutos.

Retirar del fuego y añadir el jengibre.

Tapar y dejar reposar unos 5 minutos.

Colar y dejar enfriar.

Poner las moras en un cazo con un fondo de agua.

Calentar tapado un par de minutos y colar presionando bien para extraer toda la pulpa. Añadir a la jarra.

Añadir sirope al gusto, yo pongo unas 6 cucharadas para que no quede demasiado dulce.

Lavar la menta, espachurrar un poco para liberar más aroma y añadir a la jarra.

Rellenar con 5 vasos de agua muy fría y unos hielos.

Probar y rectificar de azúcar y agua.

Para servir:

Reservar en la nevera hasta el momento de servir.

Decorar con unas hojitas de menta o con una ralladura de limón.