Hummus, plato muy sencillo y riquísimo

Este plato, originario de Egipto, se consume en la mayoría de países árabes, como Siria, Líbano o Armenia, aunque también en algunos de la cuenca mediterránea como Turquía o Grecia. Se emplea fundamentalmente en la cocina vegetariana y crudivegana pero, la verdad, es que es una receta tan sencilla y rica que resulta ideal para poner de acompañamiento a unas verduras o como aperitivo.

Ingredientes:

  • Garbanzos
  • El zumo de medio limón
  • Ajo
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Comino
  • Pimentón dulce (o picante, según gustos)
  • Tahin blanco o tostado
Tiempo estimado de preparación: 30 minutos• Los garbanzos se tienen que haber puesto a remojo el dia anterior
• Primero cocer los garbanzos y, una vez cocidos, los ponemos en la batidora, con un chorro de aceite, el zumo de limón, el comino y el ajo. Lo trituramos todo bien.
• Debe quedar espeso, como una pasta untable, aunque si nos ha quedado demasiado espeso le podemos añadir un poco de caldo de cocer los garbanzos.
• Poner esa pasta en un plato grande, poco profundo, para que quede muy bien extendido. Después le echaremos un chorro de aceite de oliva por encima y espolvorearemos pimentón, dulce o picante.
• Se toma acompañado de pan de pita o también de verduras crudas tales como zanahoria, apio o pepino.
Las propiedades de uno de sus ingredientes, el tahin o pasta de sésamo, son numerosas pero poco conocidas. Al ser una crema hecha con sésamo tiene un alto contenido en omega 6 y 9. También contiene mucho fósforo pero, sobre todo, aporta mucho calcio.